Callejuelas de la Campana

Vamos de nuevo a montarnos en esa maravillosa máquina del tiempo, que tanto nos gusta y trasladarnos con ello a la primera mitad del siglo pasado, concretamente a esas calles de la Campana...


Si, hablamos de calles por que como vemos en esta hermosa fotografía, todavía no se ha procedido a los derribos que dieron paso a la actual plaza.
En primer plano, vemos el impresionante palio de Los Negritos, obra de Rodriguez Ojeda, que estrenara allá por 1916. Ya sabréis que en esa locura destructiva que azoto sevilla en los años 60, la hermandad lo vendió y hoy en día esta en Cadiz.
Seguimos con el análisis. Como bien dije anteriormente, aún no se han producido los derribos para el ensanche, pues tras el palio vemos la fachada del desaparecido Café-Teatro Novedades, y a la izquierda, parte del caserío que conformaba la primitiva y estrecha calle...


Ahora lo aprecian mejor , ¿verdad?, pues miren esta recreación, y observen exactamente el lugar exacto donde se encontraba el palio ....



Es decir, lo que hoy es acera/veladores, era antaño la calzada, y lo que hoy es la calzada era un caserío de casas de dos plantas.


Y lo que hoy es la unión de Laraña con Campana, era donde se levantaba el Novedades...


La piqueta abriría espacios nuevos y conectaría el centro de la ciudad con la principal artería sevillana, la Ronda Histórica. Como resultado, los sevillanos seguiríamos perdiendo patrimonio urbanístico y contribuyendo a la eliminación del original y único trazado de nuestras calles...


Es una pena, pero solo podemos recordar e intentar aprender de los errores, conservar y restaurar, esa debería ser la premisa.

Antonio Jusver Graso


El secreto de una fotografía

Los amig@s que llevan tiempo con nosotros, saben que de vez en cuando me gusta retarlos a agudeza visual, hoy es un día de esos.
Cuando vemos una fotografía antigua, siempre se debe analizar lo que vemos, el lugar donde esta tomada, el ángulo, la época y gracias a esos detalles, podremos extraer un poquito más de información extra, así que adelante, prueben con esta...


Les sitúo, estamos en los Jardines del Cristiana, y vemos unos señores tomando el sol junto a un kiosco de agua, van apreciando ya algo especial?. Esperen, les voy a dar una pequeña ayuda...


¿Lo aprecian ahora?, Esperen, otra ayuda...



Efectivamente, lo que ven ahí es la desaparecida Puerta de Jerez, aún en pie, desafiante a los siglos y sin saber lo que le deparaba el tiempo...


Vamos a coger esta fotografía de la desaparecida puerta y vamos a encajarla en la anterior fotografía. Para ello vamos a buscar la perspectiva correcta y vamos a invertirla...


Y ahora la superponemos por capas hasta que cuadre perfectamente imagen con imagen...


Fue una perdida patrimonial terrible para la ciudad, y que duda cabe que irreparable...


No podemos hacer otra cosa, nada mas que honrarla y recordarla, pensando que hemos aprendido de los errores del pasado e invirtiendo nuestros esfuerzos en la conservación y restauración de nuestro patrimonio.

Julio Jaén Cabrera
Maria Fernández Tovar

La desaparecida fábrica de Tejidos La María

Hola de nuevo queridos amig@s y bien venido a los nuev@s a esta gran familia llamada, el pasado de sevilla.

Hoy vamos a rescatar de la memoria del tiempo una de las fábricas mas productivas que tuviera la ciudad de Sevilla, la fábrica de Tejidos La María, viuda e hijos de P.Lázaro...

 

Esta fábrica se encontraba a comienzo de la Avenida de Miraflores, esquina con Avenida de María Auxiliadora, siendo construida entorno 1912...


La fábrica nacía de un prospero negocio de venta de tejidos de lino y algodón, en la Calle Luchana, abierto por el matrimonio entorno 1885...


Posteriormente abrieron otro establecimiento en el número 8 de la Calle Tarifa, lo que haría posible y necesario la construcción de la fábrica...


El edificio destacaba por su extrema sencillez y funcionalidad, construida en ladrillo visto y forjado de acero, era un perfecto ejemplo de construcción industrial de finales del XIX...


A mediados de los años 50 del pasado siglo, la fábrica sufre una gran mecanización de sus procesos de fabricación, colocándose a la cabeza en sistemas de producción...


Las hijas del matrimonio toman las riendas de la empresa, y durante 100 años hacen de esta empresa un ejemplo de negocio...


Pero como todo lo bueno en esta bendita ciudad, se acaba y desaparece. En 1973 la fábrica cesa su producción y echa el cierre definitivamente. El edificio entra en estado de abandono a finales de los 80, y es declarado en ruina a finales de los 90...el resto, pues ya lo conocemos...


Se procede a la demolición de todo el interior y a la única conservación de la fachada, construyendo un edificio de cuatro plantas y creando esa mezcla horrorosa que desde luego desvirtúa por completo lo que allí hubo en otro momento...



Hoy en día hacemos de  tripas corazón y todavía tenemos que dar gracias a que al menos tenemos un resto que nos permite soñar con ese pasado, que en esta ciudad, siempre fue mejor.

Julio Lorente Print
Fototeca Universal